domingo, 16 de noviembre de 2008

Análisis: Sobre el superordenador

Recientemente se ha publicado como será exactamente el centro de supercomputación de la ULE y cuanta potencia podrá desarrollar. Pues bien, el superordenador que tendrá León en funcionamiento a partir del primer trimestre del 2009 podrá desarrollar una potencia de 33 teraflops, con una memoria RAM de 8,5 terabytes y una capacidad de almacenamiento de 150 terabytes. Para que os hagáis una idea, un ordenador personal en el mercado español tiene de media una potencia de 2,5-3 Ghz, unos 3-3,5 gigabytes de RAM y una capacidad de almacenamiento de 500 GB. Un teraflop son 1000 gigaflops y un terabyte, unos 1024 gigabytes.

El MareNostrum, el ordenador más potente de España. Fuente: Wikimedia.org, click para ampliar

El ordenador leonés se situará en el puesto 53 del mundo, pero, ¿que importancia tendrá en el entorno más próximo a la ciudad?. Para empezar, el superordenador leonés se convertirá en el más potente del Noroeste, ya que superará con creces la potencia del superordenador gallego Finisterrae, que tiene una potencia de 13 teraflops tras la última ampliación. A escala nacional, se convertirá en el segundo de España, solo superado por el superordenador MareNostrum de Barcelona, con una potencia de 63,8 teraflops, superando al otro superordenador importante de España, el Magerit, en Madrid, que tiene una potencia de 14 teraflops. Por lo tanto, una ciudad como León, con unos 200.000 habitantes en el área urbana, se pondrá a la altura de ciudades con la potencia de Barcelona y Madrid, algo muy importante si de verdad León quiere ser algo en el futuro.

El RoadRunner, el superordenador más potente del mundo. Fuente: Wikimedia.org, click para ampliar.

A escala europea, el superordenador leonés será el 19 del continente, lo que hará de la ciudad uno de los puntos de referencia continental de la supercomputación. Teniendo en cuenta que el ordenador será administrado mayoritariamente por HP y por la ULE, no sería descabellado pensar que en el futuro el ordenador que ocupa las instalaciones del CRAI-TIC podría ser ampliado para mejorar su competitividad frente a otros competidores europeos. Dicho esto, solo falta saber el nombre de la criatura, que esperemos aluda a la tierra que le acoge, León, y que su nombre no sea algo del tipo "Duero" o "Meseta" como se puede temer. Desde aquí y en mi modesta opinión, creo que un buen nombre sería Esla o Astura, por cuanto este río ha significado en el nacimiento del pueblo leonés.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

A mi me huele raro: ¿la rentabilidad del superordenador está asegurada?¿Quién contratará sus servicios de los clientes que "usan" estos servicios?¿no lo harán a cualquiera de los 18 europeos más potentes o, sencillamente, al mare nostrum?¿La junta o la universidad ha contactado con esos clientes antes, durante o después de las múltiples "inauguraciones" del proyecto?¿se hará cargo la universidad o la junta de su funcionamiento ciéntífico? Ojalá el tema salga, pero...es muy bonoito decir que será bueno para León y después eso mismo no valga para otros proyectos más tangibles.

Leonés dijo...

La rentabilidad de este ordenador esta asegurada desde el momento en que potenciará la capacidad investigadora de la Universidad a unos límites que las otras universidades del entorno ni soñarían. Si hablas de rentabilidad económica, como parece ser, lo cierto es que uno de estos ordenadores tiene difícil rentabilidad... hay que consolidarlo y darlo publicidad como centro de cálculo para empresas especializadas, no obstante, tal y como están las cosas, el MareNostrum tiene una lista de espera importante y los más potentes también (y casi todos los superordenador vamos), por lo que el ordenador acogerá aquellas peticiones que no necesiten tanta potencia como el MN pero si requieran cierta rapidez en los plazos.

El tema va a salir seguro, porque como ya te digo, la Universidad lo va a usar seguro para sus proyectos de investigación (y sus spin-offs también) y las empresas españolas (y también portuguesas y si se tercia, de otras partes del globo) que requieran una capacidad de cálculo elevada para llevar a cabo sus proyectos probablemente acudirán aquí también porque el MN tiene lista de espera (y el Centro de Supercomputación leonés, en cuanto se abra, probablemente también).

Un Saludo!!!

David Pomar García dijo...

Buen artículo y análisis. Coincido con tus opiniones.

A pesar de que su "promoción política" pueda llegar a ser exagerada (tal y como ha pasado con el INTECO) confío en los beneficios que este proyecto va a traer a León.

Saludos!!

 
Free Host