lunes, 8 de marzo de 2010

Rotondas bochornosas (I)

Existe en León un punto negro de atascos incomprensible, bochornoso y monumento a la estupidez que pone a prueba los nervios de los conductores que están obligados a usarlo a diario. Un punto negro fácilmente eliminable pero que sin embargo no ocupa ninguna agenda política ni reclamación ciudadana, simplemente existe y se asume. Estoy hablando, claro está, de la rotonda de la N-630 con la inacabada ronda interior. Me pregunto que cabeza pensante decidió que una rotonda de apenas 40 metros de radio (las de Eras son de 70 metros) y ni siquiera dos carriles como Dios manda era lo adecuado para la intersección entre la principal vía de penetración a León por el norte y la ronda interior, de cuatro carriles, porque realmente se cubrió de gloria.

Situación actual. Elaboración propia, click para ampliar.

El problema es grave y altamente perjudicial para la imagen de nuestra ciudad, pues todo el tráfico de la ronda este se canaliza por ahí y forma atascos que a menudo se prolongan desde el mismo enlace de la Ronda Este con la N-630 y con cada vez más frecuencia se empiezan a formar desde antes del enlace, sin salir de la ronda, formando hileras de dos kilómetros de coches, o lo que es lo mismo, hileras de entre 450 y 500 coches.

Situación propuesta, elaboración propia, click para ampliar.

Por ello, creo que lo evidente es que hay que hacer algo al respecto. Mi propuesta es ampliar el diámetro de la rotonda hasta los 50 metros y convertir en cuatro los dos carriles de la N-630 desde las primeras casas de la ciudad viniendo de la ronda este hasta el cruce de esta con Álvaro López Núñez; esto sería posible reduciendo la anchura de los carriles a 3,50 metros; más acorde al entorno urbano del que hablamos. Junto a esto sería posible, aunque ya de una forma totalmente secundaria y opcional, mejorar la estética de estos viales, plantando arbustos en la mediana del vial de baja hacia Padre Isla y colocando un motivo de entrada a la ciudad en la recrecida rotonda. La ampliación de la rotonda es básica, no obstante, sino hubiese dinero para ello, con una inversión nimia en pintura y baldosas (levantar las afectadas y colocar nuevas para rematar la obra, operación fácilmente realizable por la brigada de obras del ayuntamiento con existencias del almacén municipal), sería posible ampliar a cuatro los carriles de la N-630 en el tramo afectado.

4 comentarios:

Luis dijo...

En nuestra inacabada ronda interior tanto esta rotonda, como la del centro comercial o la de Mariano Adnrés son bochornosas, pero la que acaban de plantar entre la Serna y Príncipe de Asturias es de verdadero escándalo. Espero que le dediques un capítulo como se merece.

Sl2

Leonés dijo...

Si... otra que es de auténtico bochorno y encima nueva, señal de que seguimos haciendo los mismos errores aún con distinto color en el ayuntamiento. Tanto esta como la de Mariano Andrés, mejor un cruce semaforico, que parece que son el diablo, que unas sartenes (que no rotondas) de 30 metros de diámetro.

¡¡Saludos!!

Minipunk dijo...

Me quejé de esa zona esta semana en la SER y en mi blog y por lo visto esa zona va a ser remodelada, abrirán la calle Yordas en este mes y se desahogará un poco el tráfico de la zona, pero es cierto que esa rotonda es muy pequeña, hoy mismo me tragué un atasco ahí a mediodía, y a las 20:00 todos los días está atascada.
Me ha gustado el post, muy en mi linea ;)

Leonés dijo...

¿Abren la calle Yordas este mes?; me parece imposible... el tramo que falta, el que requiere la expropiación de terrenos del Colegio Cervantes sigue sin estar hecho y sin obras previstas a corto plazo. Aunque bueno, si la abren hasta la nueva rotonda con la calle Nazaret ya se solucionarían muchas cosas.

¡¡Saludos!!

 
Free Host